¿Por qué hay que reclamar al Seguro con un abogado?

Los accidentes ocurren porque siempre existe una exposición al riesgo que no podemos prever y en algunos casos sufrimos algún accidente o siniestro que por desgracia nadie queremos pasar.

Por lo general, todas las aseguradoras afirman cuando nos ofrecen sus pólizas que cumplirán con lo prometido en ellas, es decir, que se harán cargo para reparar daños, asistirnos en lo que necesitemos pero cuando llega el momento de la verdad las aseguradoras nos ponen problemas para cumplir con lo que supuestamente hemos contratado. Es entonces cuando debemos acudir a un abogado especializado en reclamaciones a seguros.

¿Tu seguro no responde?

Cuando confiamos en una empresa de seguros firmando la póliza, ya sea del seguro del coche, viajes o del hogar esperamos que ante un siniestro o accidente la compañía responda haciéndose responsable de los daños y consecuencias que nos hayan podido ocasionar pero el algunos casos la realidad es otra ya que podemos llevarnos una desagradable sorpresa en la postura que adopta nuestra aseguradora que se vuelve en contra de nosotros porque no quiere hacerse responsable de lo que le corresponde cubrir.

¿Por qué reclamar a un seguro?

Cuando firmamos la póliza de un seguro del hogar, de coche o de viajes, esperamos que ante un siniestro o un incidente, nuestro seguro se haga responsable de los daños y consecuencias que nos haya podido causar. Sin embargo, cuando llega la hora de la verdad, podemos llevarnos alguna desagradable sorpresa al descubrir que nuestro seguro no quiere cubrir lo que pensamos que le corresponde cubrir.

¿Quién puede reclamar a un seguro?

Pueden reclamar el incumplimiento de las condiciones de la póliza contratada con el seguro las siguientes personas:

· El beneficiario
· El tomador del seguro
· El asegurado (que no siempre coincide con el tomador)
· Un tercero perjudicado

Cada una de estas personas puede, además, contar con la asistencia de un abogado especializado en reclamar a seguros, que les representará durante todo el proceso, se llegue o no ante los tribunales.

¿Por qué reclamar con un Abogado?

Cuando una aseguradora no tiene reparos en dejarnos tirados o nos cita supuestas cláusulas que aluden a excepciones que no conocíamos de nuestra póliza, es el momento de acudir a un abogado especialista en reclamaciones a seguros que nos asesore y luche para que se haga justicia y recibamos aquello que por ley nos corresponde.

¿Qué es el Dolo Civil?

Hay que tener en cuenta que cuando una aseguradora no cumple con lo que supuestamente debería cubrir de acuerdo a la póliza de seguro que hemos firmado con ella, esta podría estar actuando con dolo civil.

El dolo en derecho se refiere a la comisión de un delito sabiendo que es un acto ilícito, es decir, que implica la voluntad de engañar o de incumplir una obligación contraída, como, por ejemplo, mediante un contrato o una póliza de seguros.

De manera que un seguro actúa con dolo civil cuando no cumple con las obligaciones contraídas de manera deliberada, causando daños y perjuicios al tomador del seguro o a terceros.

¿Cómo lo hacemos?

Como ocurre con las reclamaciones a bancos, cuando tenemos que hacer una reclamación a un seguro, hay una serie de pasos que debemos seguir, si preferimos no acudir a los tribunales desde el principio.

Decidamos lo que decidamos, es fundamental leer la póliza del seguro y las condiciones, para asegurarnos de que nuestra reclamación tiene alguna posibilidad de prosperar.

Dado que el lenguaje legal y jurídico empleado en las pólizas puede resultar complejo para la mayoría de las personas, es recomendable en este punto consultar con un abogado especializado en seguros; este se encargará de leer la póliza y las condiciones y evaluar si podemos seguir adelante con el procedimiento.

¿Cómo lo hacemos?

Si optamos por dejar la opción de los tribunales como última posibilidad, el primer paso que debemos dar para comenzar nuestro proceso de reclamación, es poner dicha reclamación o queja por escrito a la compañía de seguros a través del departamento del defensor del asegurado o defensor del cliente del seguro (figura con la que deben contar o, al menos, con un departamento de atención al cliente que lo supla). La dirección o medio de contacto debe figurar en la propia póliza del seguro.

Lo ideal es que esta reclamación se envíe por burofax o por correo certificado con acuse de recibo, puesto que para el siguiente paso, si lo damos, será necesario acreditar que acudimos al defensor del asegurado de la compañía.

La compañía de seguros tiene 60 días para responder nuestra reclamación. Si pasado ese tiempo no hemos recibido respuesta o la que hemos recibido no es satisfactoria, podremos pasar al siguiente paso.

Para más información contacta con nosotros, te atenderemos encantados.

¿Tienes que reclamar a tu Seguro?

Contacta con nosotros y cuéntanos tu caso, te atenderemos encantados

CONTACTA